25.3 C
Buenos Aires
sábado 28 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Seis meses de lucha contra un enemigo invisible y todavía estamos muy lejos de cantar victoria

Ya nadie aplaude. Han pasado seis meses desde que saltaron las alarmas y se comprendió que la pandemia de la COVID-19 representaba una amenaza para la humanidad. Un país tras otro fue adoptando medidas de confinamiento. Y las muestras nocturnas de solidaridad con los trabajadores que siguieron prestando servicios esenciales (y del sector sanitario) se han ido diluyendo.

Algunos gobiernos que contaron con el apoyo de los ciudadanos al inicio de la pandemia ahora vuelven a enfrentarse a las críticas y al desprecio de la población. En gran medida se ha ido calmando el pánico ante los escenarios que alimentaron el imaginario colectivo en esas primeras semanas, y en los que se temió la muerte de millones de personas, el colapso total de los sistemas sanitarios y la escasez de alimentos.

Sin embargo, el virus no ha dado tregua. Más de 200 días después de que el virus fuera identificado, las autoridades sanitarias señalan que la cifra de contagios se acelera y todavía no se vislumbra el pico de la pandemia. A principios de agosto, el mundo se encuentra inmerso en una etapa nebulosa: hemos superado el shock inicial pero todavía no vislumbramos la luz al final del túnel.

eldiario.es  (www.eldiario.es)