«Sentía que estaba haciendo algo ilegal»: la odisea de tener que comprar una casa sin crédito y en efectivo en Argentina

El día que María fue a comprar su casa tuvo que llevar a Once, un caótico barrio de Buenos Aires, US$30.000 en efectivo.

Se repartió el dinero en los bolsillos, una mochila y una riñonera para trasladarlo a la sucursal del banco donde el vendedor recibiría el adelanto.


«Sentía que estaba haciendo algo ilegal, como si estuviera comprando un arma», le dijo a BBC Mundo en condición de anonimato.

Pero María sólo estaba cumpliendo el sueño de tener techo propio.