jueves 30 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Separación de bienes en el Frente de Todos: por qué CFK se queda con el Estado y Alberto con el Gobierno

Como sucedió en el Estadio Único de la Plata, en la Matanza, en Quilmes o en Tecnópolis, Cristina Kirchner volvió a elegir una localidad de su lugar en el mundo político, la provincia de Buenos Aires, para seguir con la tarea de la reorganización de su espacio de poder en detrimento de un Gobierno del que toma cada vez más distancia.

Nuevamente, llevó adelante la tarea más política de la política: la división entre amigos y adversarios. Respecto de la identidad de los segundos, sus palabras siempre tienen una claridad meridiana y una tenaz persistencia: los medios hegemónicos, el capital concentrado, el partido judicial y el macrismo. A ellos dirige sus críticas, guionadas en lo económico por su ex ministro de economía y actual gobernador de la provincia, Axel Kicillof, y modeladas en lo político por su larga experiencia en la construcción de un personaje al que sus adversarios aman odiar.

Ella lo sabe y alimenta con gestos y actitudes ese antagonismo. La grieta fue hasta ahora un negocio fructífero para sus protagonistas. Hasta aquí, el comportamiento no registra demasiadas novedades respecto de lo que sucede en cualquier país del mundo cuando se trata de disputas políticas.

iprofesional.com  (www.iprofesional.com)