9.4 C
Buenos Aires
viernes 30 de octubre de 2020
Periodismo . com

Sergio Berni, El Llanero Solitario

Un día de junio de 1989, Sergio Berni saltó de una camioneta y pisó por primera vez el “Planeta Rospentek”, una localidad tan alejada de todo que los colimbas y los oficiales decían vivir en “otra galaxia”. En un mapa, Rospentek es apenas un punto en el sur del Sur de Santa Cruz, pegado a la Cordillera, donde el frío corta la piel y el rebote del sol en la nieve enceguece. Allí funcionaba –funciona, todavía– una guarnición del Ejército. Y ahí estaba Berni, con 27 años, un título de médico y el rango de teniente. Pero sobre todo estaba ahí porque debía cumplir el castigo que le había impuesto el Ejército.

Berni, actual ministro de Seguridad bonaerense, es el mismo desobediente que en las últimas semanas irrumpió en el escenario mediático con la fuerza del Coronavirus: una presencia permanente y, para el Gobierno, molesta aunque oportuna. Abonado a América TV, el 3 de julio se sentó a la mesa de Polémica en el Bar. El día anterior había estado en Fantino a la tarde y el anterior en Animales Sueltos. El 29 de junio pasó por TN y unos días antes por Intratables. Pero acaso la entrevista que fastidió a Alberto Fernández fue la que ofreció a Viviana Canosa en su programa Nada Personal, a fines de mayo. A Alberto lo incomodó que Berni deslizara su deseo de “ser presidente”. Fue un guante que los medios tradicionales no levantaron.

cenital.com  (www.cenital.com)