viernes 21 de septiembre

Si el ejército tira, mata

Las propuestas de involucrar a las Fuerzas Armadas en la “guerra al narcotráfico” irrumpen en la campaña electoral y son el síntoma de algo más profundo que la ambición de un candidato: muestran el resultado de un complejo camino de avances y retrocesos en la definición de su rol. Paula Canelo, Investigadora del CONICET y profesora de la UNSAM, analiza los intentos de militarizar la seguridad interior desde la vuelta a la democracia en Argentina.

Octubre de 2015. Faltan pocos días para las elecciones presidenciales. En un spot publicitario el candidato Sergio Massa propone involucrar a las Fuerzas Armadas en la “guerra al narcotráfico”. “Quiero una Ley de Seguridad ampliada, para que las Fuerzas Armadas, Ejército, Fuerza Aérea y Marina, puedan atacar y bloquear la frontera”, dice. Y agrega: “pero también, ayudar y entrar en los barrios más humildes, que es el lugar donde los narcos infectan a los más jóvenes. No vamos a ser pasivos como este gobierno, no. Le declaramos la guerra al narcotráfico”.


El spot de Sergio Massa pone en el centro de la agenda electoral la cuestión de la participación de las Fuerzas Armadas en seguridad interior, en este caso, en la lucha contra el narcotráfico. El debate público sobre la militarización o no militarización de la seguridad interior se dispara. ¿Se trata de un tema nuevo en la agenda pública argentina? ¿El spot de Massa es sólo un acto de demagogia electoral? ¿O constituye el síntoma de algo más amplio y profundo?

Dejar un comentario