Si eres muy creativo, estás viendo el mundo literalmente de forma diferente a los demás

Esto es sólo cierto si damos por hecho que la personalidad, es decir, la identidad individual, es algo que existe y que es relevante, algo que todavía no está del todo demostrado. Los científicos y psicólogos que trabajan en base a la personalidad utilizan varias categorías, pero especialmente una, los cinco grandes rasgos de personalidad.

Afabilidad, neuroticismo, responsabilidad, extroversión y aperturismo a nuevas experiencias. En teoría todos nos movemos en algún punto de esa escala. La que nos interesa ahora mismo es el aperturismo, altamente vinculado a la curiosidad intelectual, la creatividad y la imaginación.


Una percepción visual particular: unas investigadoras de la Universidad de Melbourne, en Australia realizaron una serie de ensayos. Primero, se analizó la personalidad de cada sujeto en base a esos cinco rasgos. Después se le hizo una serie de pruebas, entre ellas tres tests de rivalidad binocular por el que se proyectan dos imágenes incompatibles al tiempo. La mayoría de gente bloquea algún tipo de señal, viendo sólo una de las dos imágenes, pero en el grupo de los abiertos a nuevas experiencias era entre cuatro y diez veces más frecuente que el sujeto viese ambas imágenes al tiempo, y también que mantuviesen esa visión combinada por más tiempo.

Entre el resto de rasgos no se percibió ninguna tendencia reseñable a este fenómeno.