Si gana, Alberto enfrentará vencimientos por USD 23.400 millones en sus primeros cinco meses

De confirmar en octubre su histórico triunfo en las PASO, Alberto Fernández no tendrá un solo día para festejar y deberá ponerse a trabajar inmediatamente con su equipo económico en lograr una renegociación de la deuda en tiempo récord para evitar un default.

El problema es que en los primeros cinco meses de su eventual mandato afrontará necesidades de financiamiento por 23.400 millones de dólares, con una especial acumulación en abril y mayo, donde vencerán unos 7.731 millones y 6.891 millones, respectivamente, según las estimaciones de la consultora ACM. Esto incluye bonos, Letes, intereses de la deuda, pagos a organismos internacionales y financiación del déficit.


Ello reduce el margen disponible para llegar a un acuerdo voluntario con los bonistas que permita patear estos compromisos a tiempo, si no se quiere repetir el tortuoso sendero del 2001 de la mano de los fondos buitres. Como anticipó LPO, ya hay 13 bancos que están moviéndose para lograr la adhesión del 75% de los bonistas, número mágico que deja afuera toda pretensión de los fondos buitres por las clásulas de acción colectiva.