Si los precios dejaran de aumentar por completo, la inflación de 2020 sería de 22% únicamente por causa del arrastre de 2019

Si en un hipotético escenario de estabilidad absoluta de precios, éstos dejaran de aumentar por completo a partir del 1° de enero, la inflación promedio mínima de 2020 sería de 22%, dada la magnitud del arrastre estadístico de 2019 que recaerá sobre la inflación de este año, según una estimación del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) a cargo de los economistas Nadín Argañaraz, Bruno Paniguel y Julián Illa.

Según su opinión, la suba de precios acumulada del último cuatrimestre y los desajustes de precios relativos» dejan un fuerte arrastre inercial para los primeros meses de 2020″.


“Los congelamientos y controles de precios pueden reprimir a la inflación en el corto plazo, llevando a un aumento de precios menor de algunos segmentos del índice total. Pero las tasas actuales de inflación requieren aumentos de entre 10% y 15% cada trimestre, y esto ocasiona rápidos adelantos y atrasos en el conjunto de precios de la economía”, señalaron los economistas del IARAF.