19.9 C
Buenos Aires
jueves 13 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Si me va mal, es por los políticos; si me va bien, es gracias a mí: el sesgo que daña a la democracia

Resulta que el clásico “he aprobado – me han suspendido” podría tener un equivalente en las actitudes de los adultos sobre su desarrollo económico y personal en lo referente a culpar en exceso a los políticos de lo malo que nos ocurre. Y que esto en sí mismo tiene implicaciones negativas en cuanto a la meritocracia y la gobernanza de nuestras democracias, como veremos al final del artículo.

El estudio de Martin Vinæs Larsen, profesor de ciencias políticas por la Universidad de Aarhus, en Dinamarca. Para sus diferentes experimentos y análisis ha cotejado encuestas de los últimos 35 años extraídas del equivalente al INE de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Dinamarca y Latinoamérica. En todos los casos cree haber encontrado pruebas sólidas de la existencia del llamado “sesgo de autoservicio” o de “interés personal” por el que las personas tendemos a atribuirnos el crédito de nuestros éxitos en mayor medida que se lo atribuimos a nuestros fracasos.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)