Si quieres mostrarle amor a tu perro no lo beses, mejor acarícialo

Parece bastante inofensivo. Tu perro y tú están nariz contra nariz y le hablas mientras te da lengüetazos en la boca y mejillas, o llegas a casa del trabajo y le das un beso a tu perro para saludarlo.

Tal vez te parezca la máxima muestra de afecto pero, tratándose de esos besos, los expertos advierten: cuidado con el perro.