15.5 C
Buenos Aires
martes 29 de septiembre de 2020
Periodismo . com

Sobre el mito de la omnipotencia mediática

«Un presidente no peronista no termina su mandato”, “Trump jamás será presidente de los Estados Unidos” y “los medios tradicionales siguen marcando agenda”: el año que pasó desafió varios mitos en distintos ámbitos. A nivel nacional, Cambiemos ganó las PASO, la economía empezó a crecer, y todo indica que no sólo va a salir primero en las elecciones de octubre –el primer oficialismo no peronista desde 1985– sino que Mauricio Macri está en carrera para la reelección. En Estados Unidos, Donald Trump fue electo presidente y gobierna desde enero de este año. En el espacio mediático, a pesar de que la desaparición de Santiago Maldonado fue casi ignorada por los diarios de mayor circulación, a través de las redes se difundió el reclamo por su aparición con vida.

Estos tres fenómenos pueden parecer inconexos, pero los une el rol que jugaron las redes sociales en su desarrollo. No se puede pensar ni la victoria electoral de Macri ni su gobierno sin su presencia en Facebook y Snapchat. En las redes, el Presidente comparte encuentros con votantes, llamados a ciudadanos preocupados y spots de propaganda gubernamental. Ministros y secretarios presentan políticas y estadísticas gubernamentales por Twitter y la primera dama, Juliana Awada, postea fotos de su vida familiar en Instagram. La actividad del presidente de la Argentina en redes es parte de una estrategia cuidada y sin fisuras. Lejos de ser una crítica, esto resalta que Macri y su equipo se toman este lenguaje en serio.

perfil.com  (www.perfil.com)