Sobre el video de Mauricio Macri en la casa de una familia

El miércoles el Presidente le contó a una familia del barrio de Colegiales las medidas económicas de contención que un rato después detallaron los ministros de las áreas técnicas en una conferencia de prensa realizada en la Quinta Presidencial de Olivos. La información sobre las características específicas de las medidas estuvo a disposición de la prensa en un documento informativo al mismo tiempo que sucedía el encuentro en Colegiales. Mauricio Macri sumó así un encuentro más con una familia (ya tuvo unos 300 similares desde 2013), esta vez para hablar de las medidas económicas que ahora son de conocimiento de todos. La familia elegida para esta ocasión fue la que forman Adriana y Alejandro que en una visita anterior le habían planteado al Presidente las dificultades que estaban viviendo.

El intercambio entre el Presidente y la familia anfitriona fue grabado como siempre con un teléfono celular, sin micrófonos ni luces. En el archivo de videos en su Facebook puede comprobarse retrospectivamente que siempre fueron registrados de esa manera. El miércoles, algunos momentos del encuentro fueron transmitidos por YouTube y Facebook, de la misma forma que se transmiten todas las actividades presidenciales desde diciembre de 2015, renunciando nuevamente al uso de la Cadena Nacional, la televisión pública o cualquier otra imposición en medios. Hay que recordar que las únicas apariciones del Presidente por cadena nacional desde que asumió fueron los discursos de apertura de Sesiones Ordinarias del Congreso, que deben hacerse de esa manera para cumplir con la ley.


Volviendo al encuentro en Colegiales, distintos especialistas han tratado de ver en la transmisión del Presidente un truco, un engaño al que llamaron «una puesta en escena». Al parecer, según estos especialistas, dar un discurso protocolar en el Salón Blanco, o transmitir un mensaje desde el despacho presidencial, no lo sería. Antes de seguir deberíamos aclarar que las interacciones entre seres humanos siempre incluyen algún tipo de puesta en escena. Desde la cena de Navidad hasta las pijamadas, los cumpleaños o las reuniones de consorcio, los casamientos en parroquias, al aire libre o en un bar tomando cerveza, los encuentros de fútbol, las clases de la facultad e izar la bandera argentina en el jardín de infantes; son situaciones auténticas que incluyen puestas en escena. Es decir, los encuentros están organizados sin que eso les reste autenticidad: un cumpleaños es genuino aunque se apaguen las luces al soplar las velitas (lo que es una puesta en escena).