Sólo el 1% de los estudiantes asiste a clases presenciales

    La cifra es alarmante: a ocho meses de decretado el aislamiento obligatorio y cuando faltan pocas semanas para que finalice el ciclo lectivo, solo el 1% de los estudiantes del país está habilitado para asistir a clases presenciales. Son 126.954 niños, adolescentes y adultos de nueve provincias que ya permitieron el regreso físico a las aulas para ciertas actividades educativas.

    El número, recabado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), apenas da cuenta de los alumnos autorizados formalmente. Pero la asistencia es optativa tanto para las familias como para las escuelas y no hay modo de saber cuántos niños están efectivamente yendo a clases.

    De norte a sur del país, unos 11.400.000 alumnos concurren a los niveles inicial, primario y secundario. El 43% de ellos, concentrados en jurisdicciones de la provincia y la ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Jujuy y Misiones quedaron habilitados en las últimas semanas para hacer actividades «de vinculación» presenciales en la escuela: pueden hacer recreación, deporte o arte en grupos de hasta diez personas y según los protocolos sanitarios.