16.6 C
Buenos Aires
martes 13 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Somos agentes sanitarios de nuestra pequeña existencia

—Esto va a ser duro, tenemos que estar fuertes —le dije a Joaquín.

Hacía un día que habían dictado la cuarentena y yo sentía que había que tomar medidas. No sabía cuáles. Me creía Jodie Foster en el cuarto oscuro en esa escena terrible de El Silencio de los Inocentes. La idea del enemigo invisible me llenaba de miedo. No al virus. El fantasma era yo misma. Me preguntaba en qué clase de persona era capaz de convertirme después de tantos días de encierro.

—Nos vamos a organizar —le dije a Joaquín, pero sobre todo me lo dije a mí misma—. Cada uno tiene que poner su parte para que esto funcione.

Mi hijo me miró tranquilo. Nunca sé si sus ojos de estanque son su forma de encubrir el miedo, son la herencia de su papá —mucho más sereno que yo— o son la marca de agua de la adolescencia: una pátina de sinsentido desde la que mira todo, también esta crisis.

Joaquín se encogió de hombros, como si este fuera apenas el comienzo de una larga lluvia.

revistaorsai.com  (revistaorsai.com)