«Somos como peones en un tablero de ajedrez»: así es la vida en Crimea tres años después de que fuera anexada por Rusia

Tres años después de que Rusia anexara Crimea, una acción llevada a cabo pese a la fuerte oposición del gobierno de Ucrania, la región sigue sumida en un estado de incertidumbre. Es difícil entrar, y para muchas personas, es difícil saber a dónde se dirige Crimea.

En el Aeropuerto Internacional de Kiev, entrego mi pasaporte a un agente fronterizo.


«¿Propósito de la visita?», pregunta.

«Periodismo, soy de la BBC».

Se detiene. Estudia mi pasaporte. Parece estar revisando una lista. Llama por teléfono y hace una pregunta. No se da cuenta de que puedo oírlo.

«¿Recuerdas a ese periodista ruso de la BBC? ¿Era su apellido Rosenberg?»

Otra pausa.

«¿No? Gracias». Cuelga el aparato, sella mi pasaporte y me lo devuelve.

«¡Bienvenido a Ucrania!» sonríe.