¿Son las tres de la mañana y no puedes dormir? No veas tu teléfono

La única cosa peor que tener mucha energía a las once de la noche, cuando deberías estar listo para irte a dormir, es estar completamente despierto a las tres de la mañana. La bendición de quedarte dormido a una hora decente no es mucho consuelo si tu cerebro se despierta demasiado pronto y se rehúsa a aprovechar esas ocho horas de sueño. Yo me muevo y me volteo y acomodo mi almohada de todas las maneras posibles, exasperada y obsesionada ante la inminente fatalidad de que la alarma de mi despertador comenzará a sonar a las seis de la mañana.

Casi la mitad de todas las personas que sufren de insomnio experimenta este tipo específico llamado insomnio de “mantenimiento del sueño”, que consiste en despertarse a la mitad de la noche, a veces incluso combinado con el insomnio de “conciliación del sueño”, que consiste en tener dificultades para quedarse dormido, explicó Jennifer Martin, doctora en Psicología Clínica y profesora de Medicina en el campus Los Ángeles de la Universidad de California.