Tasas y bajo consumo golpean a Tierra del Fuego: producción de TV, celulares y aires será la más baja en casi una década

Líneas paradas, empleados suspendidos y un stock que alcanza para abastecer meses de demanda sin encender una máquina. Así es la actualidad que le toca atravesar al polo electrónico de Tierra del Fuego y que abastece más del 90% de la oferta doméstica de televisores, celulares y equipos de aire acondicionado.

Las empresas emplazadas en el sur del país, que producen dispositivos de marcas propias y también para las principales compañías de tecnología del mundo, vienen de cerrar un 2018 para el olvido.


En una de las últimas reuniones plenarias que mantuvieron estas firmas nucleadas en AFARTE, trazaron las proyecciones con las que están comenzando a operar este año. Y las perspectivas son mucho peores de lo que se preveía.

«Estamos ante un 2019 que se plantea como muy difícil. Y más allá de las lógicas ganas que tengamos de ver que se dinamizará un poco el consumo, no tenemos a mano ningún indicador que hoy nos esté mostrando que sea algo que vaya a ocurrir. Todo lo contrario», plantea a iProfesional Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE.