lunes 28 de noviembre de 2022
Cursos de periodismo

Taylor Swift siempre será más grande que la inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) pronto tendrá una formidable presencia en el mundo de las artes. DALL-E 2 y Stable Diffusion han demostrado su capacidad para generar imágenes visuales complejas e interesantes. Ya existe música generada por IA, y será cada vez mejor. Incluso se habla de dictar una historia a un ordenador y que el software genere una breve película digital.

La cuestión es si este tipo de arte se pondrá de moda o hasta qué punto lo hará, dado el reducido papel de la creatividad humana. A pesar del poder de las tecnologías subyacentes, estas obras tendrán menos impacto en la cultura de lo que creen sus defensores. Los consumidores y los aficionados quieren que la celebridad acompañe a su arte, y la IA, a pesar de toda su astucia, aún no ha conseguido ese truco.

Pensemos en la música. Si las canciones de Taylor Swift o Beyonce hubieran sido creadas por un programa informático, sin ninguna estrella al micrófono, ¿serían tan populares? No es casualidad que Taylor Swift tenga más de 227 millones de seguidores en Instagram: sus fans quieren algo más que la música, y ese algo extra (al menos hasta ahora) lo tiene que aportar un ser humano vivo y que respira.

bloomberglinea.com  (www.bloomberglinea.com)