lunes 20 de agosto

Te puedes ahorrar el sauna: las toxinas no se sudan (y una dieta detox tampoco ayuda)

Además de al fuego, al humo y a los derrumbes, los miembros del cuerpo de bomberos se enfrentan a otro peligro difícil de esquivar: el cáncer. Debido a la cantidad de productos químicos inhalados, su cuerpo se llena de “toxinas” perniciosas. Por esta razón, en Texas están trabajando en busca de soluciones como las saunas infrarrojas que les ayudarán a sudar estas sustancias. Pero este esfuerzo, probablemente, no les sirva para nada.

Vamos a permitirnos una licencia y llamaremos “toxinas” a lo que no lo son. Más adelante explicaremos por qué hacemos mal en llamarlas así. Pero, por el momento, usaremos esta palabra para englobar a una serie de sustancias potencialmente dañinas procedentes de la contaminación externa.


Dejar un comentario