martes 17 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Tener auto, esa idea de otro siglo

La mayoría de los vehículos que circulan por las calles en todas las ciudades del mundo lo hacen con asientos vacíos. En la mayoría de ellas, basta mirar en un semáforo a los autos detenidos para ver que casi todos están ocupados por una o dos personas. Somos los más grandes transportadores de nada de la historia, de manera costosa y contaminante. El sistema automovilístico que creamos pertenece a otro siglo; no importa qué tan digitalizados estén los autos actuales, es el inflexible concepto de «mi auto» lo que pertenece a otra época.

Poseer un auto, dejarlo estacionado para que nos espere, es una idea totalmente del pasado. Tal vez no necesitamos tener un auto, tal vez sólo necesitamos usar autos. Spotify nos enseñó que no es necesario poseer discos para escuchar música. Puede ser que en el futuro usemos autos sin que nunca más sean nuestros.

En enero pasado, General Motors lanzó una compañía llamada Maven que, forzando la comparación, podría ser en algún momento como el Spotify de los autos. Se trata de una empresa de carsharing (uso temporal de autos) donde por una cuota mensual de membresía, un pago de 8 dólares la hora para los autos compactos (Chevrolet Spark) y una aplicación móvil, es posible encontrar un auto cercano, abrirlo desde el celular, subirse y andar. Ni siquiera hay que ponerle nafta porque está incluída en el servicio.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)