20 C
Buenos Aires
martes 19 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

¿Tiene el ateísmo que ser antirreligioso?

Tendemos a pensar en el ateísmo como una guerra entre la religión y la ciencia, pero en tiempos antiguos, el ateísmo era más complejo y más rico, asegura el filósofo John Gray*.

En años recientes hemos empezado a pensar en el ateísmo como un credo evangélico no distinto del cristianismo.

Un ateo, tendemos a asumir, es alguien que cree que la ciencia debe ser la base de nuestras creencias e intenta convertir a otros a su forma de ver las cosas.

En el tipo de ateísmo más sonoro en la actualidad, la religión es una teoría primitiva de cómo funciona el mundo, un error intelectual sin valor humano del que sería mejor que prescindiéramos.

Pero esta no es la única clase de ateísmo.

La historia muestra que el ateísmo puede tener una complejidad que va más allá de nuestra actual versión dominante. Aunque parece que muchos todavía no son conscientes de este hecho, de ninguna manera es cierto que todos los ateos hayan querido convertir a otros a su falta de fe.

Algunos incluso han sido amistosos con la religión. Tampoco es que los ateos hayan recurrido siempre en el pasado a la ciencia para buscar inspiración. Ha habido varias variedades de ateísmo. Que esto haya sido así no debería ser sorprendente.

bbc.com  (www.bbc.com)