martes 23 de octubre

Tierra del Fuego resiste a la importación: crece producción de TV y ahora Nokia y un gigante chino buscan socios locales

Cuando el macrismo decidió terminar con la producción nacional de notebooks y computadoras, a comienzos de 2017, y avanzó con una fulminante quita de aranceles a las importaciones, todo apuntaba a que sobrevendría una profunda reconversión del régimen industrial de Tierra del Fuego.

Tras el cisma que provocó esta medida tomada por el Ejecutivo –que derivó en la desactivación de varias líneas, que en 2013 habían llegado a generar 1,3 millón de portátiles-, el Gobierno avanzó luego con una rebaja de aranceles a todos los productos electrónicos importados, que comenzó a regir este año.


Las empresas fueguinas, en tanto, fueron beneficiadas con la eliminación automática de los impuestos internos.

Pero el macrismo dejó en claro su estrategia: incrementar el nivel de compentencia en el mercado de la electrónica para así lograr bajar el precio de la “canasta tecnológica” y acortar la brecha respecto del mercado que en los últimos años fue tomado como referencia: Chile.

Dejar un comentario