20.2 C
Buenos Aires
lunes 18 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Tinelli, Cristóbal López y Scioli o los límites del modelo

Muchos se preguntan tras el resultado de las PASO de agosto por qué fue Scioli el elegido si, supuestamente, no trajo los votos que prometía. ¿Qué llevó a elegirlo? ¿Porque es el que más mide? Cierto, pero ahora cuando el triunfo en primera vuelta no está cantado, parece que con eso no alcanza. ¿Porque tiene el perfil justo de cambio y continuidad dentro del aparato peronista? El peronismo no resuelve con armonía sus diferencias. ¿Porque tiene un plan? Y acá me detengo. Se eligió a Scioli porque no se sabe cómo seguir. El mundo de 2015 cambió, se acabó el súper ciclo de los commodities. Elegir a Scioli es más una decisión de preservación de la tripulación, que de la dirección del barco. Se sabe más qué es lo que no se quiere perder (AUH, jubilaciones, etc.) que lo que se quiere ganar.

En 2008, el año que vivimos en peligro, se configuró el tipo de relación que tendría el Estado con la economía. Dicho rápido: el kirchnerismo modificó ese año la relación del Estado con la economía (de la política con la economía) pero no cambió la economía, no modificó la estructura productiva, aunque lo haya intentado. Cuando aquel año en medio del conflicto, la presidenta anunció la implementación de un Programa de Redistribución Social con una lista ambiciosa de hospitales y obras públicas de carácter social a construir, también desnudó en esas intenciones que el Estado quería recaudar más aunque no tuviera estrictamente claro para qué, con qué objetivo puntual e improvisara a tientas en su propia flotación de subsidios, políticas sociales y estímulos al consumo una vaga idea. Aquel conflicto fue constitutivo e identitario, y cada uno sabe de qué lado se puso. Aún guiado por la intuición de que es mejor un Estado más poderoso, también supuso el cumplimiento de su “programa” en una musculosa relación de fuerzas contra sectores de la economía, subordinándolos, eligiendo siempre bien con cuáles de ellos hacerlo. No opuso al campo el peso de una burguesía industrial, sino, el peso de la política, del Estado y de los sindicatos movilizados de ese entonces (con Moyano a la cabeza).

lapoliticaonline.com  (www.lapoliticaonline.com)