Tiroteos en Nueva Zelanda: ¿qué deberían hacer las redes sociales ante sus contenidos de extrema derecha?

Mientras abría fuego de manera indiscriminada contra cientos de personas, lo retransmitía en vivo para todo el planeta a través de Facebook.

Brenton Tarrant fue acusado formalmente de asesinato este sábado como principal sospechoso de cometer los tiroteos masivos en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) que dejaron al menos 49 muertos.


El australiano de 28 años había sido identificado previamente como la persona que transmitiópor redes sociales 17 minutos de video sobre el ataque en la mezquita de Al Noor a través de una cámara colocada en su cabeza.

Lo que siguió fue una carrera contrarreloj para que las plataformas eliminaran cuanto antes dichas imágenes, ya que fueron compartidas y difundidas ampliamente tras los ataques.