Todo el mundo ha olvidado por qué Donald Trump no podrá ganar la guerra comercial contra China

Ha sido un desastre para los mercados, y la economía de los Estados Unidos ha caído, y un informe apunta a que las compañías estadounidenses han recortado 10.488 puestos de trabajos debido a la guerra comercial entre EEUU y China, un conflicto que ha ido a peor en las últimas semanas.

Por este motivo, ambos bandos han bajado las armas y se han dado un tiempo de tregua para intentar «crear las condiciones» que harían posible retomar las negociaciones el próximo mes de octubre.


Desafortunadamente, estas negociaciones, si es que ocurren, solo podrían calmar temporalmente los mercados financieros. La guerra comercial de Donald Trump es una guerra comercial que no se puede ganar.