Todos contra todos: las internas que agitan el gabinete económico

Muchos caciques y pocos indios. El dicho popular describe perfectamente el conflicto entre el gran número de economistas que forman parte del Gobierno y que tienen internas más o menos visibles, pero que compiten por anotarse los éxitos de la gestión y por responsabilizar a sus compañeros de equipo de los males que aún no encuentran una solución clara en la gestión.

Los ex CEOs de LAN y Farmacity, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, respectivamente, son cuestionados por los «errores» de cálculo en la gestión. Un sector del Gobierno responsabiliza al titular del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, por la demora en la reactivación de la economía por las altas tasas de interés que fija a través de las Lebacs. Otros creen que Alfonso Prat Gay erró al hacer un ajuste gradual y la consecuencia es una mayor inflación. El jefe del área de Producción, Francisco Pancho Cabrera es señalado por demorar medidas que contengan a las Pymes. Y todos critican a Juan José Aranguren, el titular de Energía, por la política de suba de los combustibles.


El conflicto más visible es entre Sturzenegger y Prat Gay, por el nivel de las tasas de interés. Para el primero, son una herramienta clave para controlar la inflación que, aunque da señales de desaceleración, todavía no son muestras contundentes. El segundo, cuestionó en una entrevista televisiva el nivel de tasas de interés que rige en el sistema financiero y algunos dicen que llevó su malestar hasta el propio presidente Mauricio Macri.

En el Central consideran que el ajuste fiscal que encaró Prat Gay es muy limitado y eso obliga a la entidad monetaria a hacer un enorme esfuerzo para absorber los pesos sobrantes de la economía y evitar que recarguen la ya caliente inflación.