jueves 19 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Todos estamos viendo nuestras series favoritas una y otra vez. Y hay una explicación psicológica

Cuando se trata de entretenimiento, somos criaturas repetitivas. No nos engañemos: los maratones de Friends, El Señor de los Anillos, Seinfeld o Los Soprano. Da igual que hayamos tenido un día horrible, estresante o estemos enfermos, siempre están esas series o películas que a los pocos segundos ya nos sacan una sonrisa y nos transportan a cuando teníamos 16 años. La cultura pop es una máquina implacable de novedades. Hace poco, comentábamos en Magnet que se estrenan más de 500 series nuevas al año. Y, sin embargo, pasamos más de 100 horas de nuestras vidas viendo películas y series que nos sabemos de memoria, literalmente.

¿Por qué dedicamos tanto tiempo a historias cuyos finales ya conocemos? ¿Por qué, entonces, con tanto contenido nuevo, existe una tendencia creciente de que las personas dejen de lado las recomendaciones de amigos y decidan darle a «repetir» a lo que ya han visto una y otra vez? Sí, hay una predilección por hacerlo al alza. Y hay varias explicaciones al respecto, algunas incluso científicas.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)