Tras el repunte en las encuestas, Alberto F. pone el foco en zonas clave para acercarse al 45%

Una diferencia de entre cinco a seis puntos y con la fórmula F-F superando los 40 puntos. Ese es el escenario que, a pocas horas de las PASO, entusiasma al búnker que maneja la campaña de Cristina Kirchner. Los consultores de Alberto Fernández se muestran -como a lo largo de toda la campaña- algo más optimistas.

Eso sí: nadie quiere relajarse. Perciben que en la última semana y media, Alberto F. logró algo que se le venía negando: adueñarse de la agenda de la campaña. Más precisamente, desde que el candidato propuso bajar el costo para el Banco Central de las actuales tasas de las Leliq y así habilitar un aumento del 20% para los jubilados.


En sintonía con el análisis de algunos de los consultores más reconocidos, en el búnker K afirman que la campaña de Juntos por el Cambio «perdió el momentum».