domingo 14 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Tras el secuestro de dinero y los allanamientos, los piqueteros oficialistas se defienden y se acercan a los de izquierda

Las organizaciones sociales del oficialismo y de la oposición cerraron filas. Denuncian que son víctimas de una maniobra político-judicial con ramificaciones en Jujuy, Chubut, La Pampa, Santa Fe y la Provincia y la Ciudad. Aseguran que la máxima expresión de esa supuesta conspiración fueron los allanamientos ordenados por la jueza federal en lo Criminal y Correccional de San Martín, Alicia Vence, en los que se secuestraron 50 mil dólares y 7 millones de pesos en diferentes domicilios de la Corriente Clasista y Combativa. Alberto Fernández les cree. Por eso el miércoles recibió a varios de sus principales referentes y la próxima semana, según el relato de esos dirigentes, prometió recibir a los dirigentes que fueron detenidos o allanados, aunque el encuentro todavía no está en agenda.

No importan los matices entre el Movimiento Evita, de Emilio Pérsico; la CCC, de Juan Carlos Alderete; o el MTE, de Juan Grabois. Todos aseguran ser objeto de una persecución judicial orquestada por la oposición. “Por Alderete pongo las manos en el fuego”, afirmó a Clarín Fernando “Chino” Navarro, secretario de Relaciones Parlamentarias de jefatura de Gabinete.

El funcionario y referente del Evita con despacho en la Rosada fue uno de los encargados de acordar la reunión entre Fernández y los dirigentes sociales un día antes de que se reprodujeran en TN las escuchas de la causa. En ellas, Raquel Fleischman, integrante de la mesa nacional de la CCC, reconoce que tiene en su poder la plata de la organización para los viajes (más de 5 millones de pesos) mientras agentes de la Policía Federal querían ingresar a su domicilio con la orden de Vence.

clarin.com  (www.clarin.com)