lunes 18 de febrero

Tras perderse 3.300 empleos en tres años, se profundiza la crisis en los medios de comunicación

La sangría no se detiene. El año pasado culminó con un nivel de despidos inédito en décadas, profundizando la crisis en los medios de comunicación.

Los números para el sector en lo que va de la gestión macrista son más que dramáticos: hacia fines de 2018, los recortes en las empresas periodísticas acumularon algo más de 3.300 cesantías.


Y el 2019 se inició de la peor forma para los planteles de prensa: a inicios de enero, Telefe avanzó con una sucesión de despidos que derivó en un conflicto en el que debió intervenir la Secretaria de Trabajo.

En simultáneo, canales como C5N y agencias de noticias de la talla de NA arrancaron enero con paros, en reclamo por la falta del pago total de los salarios correspondientes de diciembre. Aunque sin alcanzar todavía el pico de conflicto ya declarado en estas compañías, América también es territorio de quejas y reclamos ante la decisión de la directiva de la emisora de abonar los sueldos en cuotas.

El escenario, además, es complicado en portales como Diario Veloz, propiedad de Chiche Gelblung, que viene aplicando recortes de personal y fraccionando el pago de salarios, mientras que la situación en los medios públicos no es mucho más alentadora.