jueves 19 de julio

Tras suba del dólar y de la nafta, mantener y usar un auto ya puede representar más de la mitad de un salario promedio

La disparada del dólar aceleró el ritmo de la inflación. Y este movimiento, además de impactar en los precios de los productos importados y hasta en alimentos, también está empezando a repercutir en los costos vinculados al uso y al mantenimiento de un vehículo.

Si a esto se le suman las recientes subas en combustibles y peajes, entonces los gastos asociados al auto pueden superar los $12.000 en el caso de los modelos más económicos y ubicarse cómodamente por encima de los $15.000 mensuales si se trata de autos medianos.


La cifra cobra relevancia si se tiene en cuenta que ya equivale a más del 50% del salario promedio que se percibe en el sector privado, del orden de los $25.000, en términos netos.

Cabe destacar que hace exactamente un año había que destinar unos $10.000 al uso y mantenimiento de un vehículo chico. Esto implica que, en los últimos doce meses, los gastos asociados se incrementaron un 30%, unos puntos por encima de la inflación acumulada.

Dejar un comentario