19.6 C
Buenos Aires
jueves 15 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Tras una década de auge, millones vuelven a la pobreza en Brasil

Cuando Leticia Miranda tenía trabajo vendiendo diarios en la calle, ganaba unos 160 dólares mensuales, lo justo para pagar el pequeño apartamento que compartía con su hijo de ocho años en un vecindario pobre de Río de Janeiro.

Tras perder su empleo hace unos seis meses, en medio de la peor crisis económica en Brasil en décadas, Miranda no tuvo otra opción que mudarse a un edificio abandonado donde ya vivían cientos de personas. Todas sus pertenencias (una cama, una heladera, una estufa y algunas prendas) están hacinadas en una habitación pequeña, como las de todos los demás habitantes de este edificio con ventanas sin vidrios. Los residentes se bañan en grandes tachos de basura llenos de agua y hacen lo posible para convivir con el hedor de las montañas de basura y con los cerdos que hurgan en el centro del inmueble.

«Quiero irme de aquí, pero no tengo a dónde ir», dijo Miranda, de 28 años, vestida con la parte de arriba de un bikini, pantalones cortos y sandalias para lidiar con el calor. «Estoy solicitando empleos e hice dos entrevistas. Pero por el momento, nada».

clarin.com  (www.clarin.com)