Treinta años sin Luca Prodan

El 22 de diciembre de 1987, hace exactamente 30 años, fallecía Luca Podrán, un ítalo escocés que puso patas para arriba a la escena del rock argentino con sólo un lustro de fuerte presencia sobre los escenarios en los agitados años ’80, enmarcados en el regreso de la Democracia.

Nacido en Roma en 1953, en el seno de una familia acomodada, fue enviado por sus padres como pupilo a un prestigioso colegio escocés, al que concurría por entonces el Príncipe Carlos de Inglaterra. Faltándole un año para finalizar sus estudios, en 1970, escapó de los claustros de esta casa de estudios para comenzar una vida aventurera y con anécdotas por doquier, algunas de ellas muy difíciles de comprobar.


A partir de mediados de los ’70, el joven Prodan residió en Londres y fue testigo presencial del estallido del punk, que irrumpió para sacudir a la escena rockera de entonces que se había enamorado del rock sinfónico y de la fusión con el jazz.