18.1 C
Buenos Aires
jueves 21 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Tres envíos de comida a domicilio permitieron «cazar» a uno de los yihadistas más buscados de Europa

Un motorista de una empresa de envío de comida a domicilio se adentra en la calle Cádiz de Almería. El repartidor aparca junto al número 20 y un hombre se asoma al balcón del segundo piso. A pocos metros, un policía sigue la escena con enorme atención. Vigila la zona ante las sospechas de que allí se oculte uno de los yihadistas más buscados de Europa, Abdel-Majed Abdel Bary, un exrapero británico acusado de convertirse en uno de los sanguinarios combatientes del ISIS tras viajar a Siria para enrolarse en sus filas. A él, el agente aún no lo ha localizado, pero acaba de reconocer a uno de sus presuntos colaboradores, Abderrezak Siddiki. Es aquel individuo que se ha dejado ver fugazmente en lo alto del edificio ante la llegada del almuerzo. La caza no ha hecho nada más que empezar.

El sumario de la Operación Altepa, que la Audiencia Nacional ha mantenido bajo secreto hasta este verano y al que ha tenido acceso EL PAÍS, revela los detalles de la captura de Abdel Bary en la primavera de 2020 y cómo las aplicaciones móviles propiciaron su caída. Todo comenzó cuando los investigadores recibieron el aviso de que este “violento” foreign fighter (combatiente extranjero) del ISIS quería volver a Europa, “llegando en patera a algún punto desconocido de la costa de Almería”. Las sospechas de los agentes, en contacto con el CNI, vaticinaban lo peor: “El hecho de que pretenda llegar al margen de cualquier medio de viaje regular permite hacer pensar que su objetivo es el de cometer cualquier tipo de acción relacionada con su militancia terrorista o, cuando menos, recabar apoyo local para viajar por territorio europeo”. Así que intensificaron la vigilancia.

Las alarmas saltaron el 14 de abril —en pleno confinamiento por el coronavirus—, cuando se detectó la llegada de cinco pateras a la costa de Almería. Varias lograron tocar tierra y “no todos sus integrantes fueron interceptados”, especificó la Policía, que emprendió la búsqueda.

elpais.com  (elpais.com)