Tres inversiones fallidas en épocas de crisis

Sé que muchos están esperando al mesías que venga y les diga qué tienen que hacer con su dinero en épocas de crisis. Invertí acá, comprá esto, vende lo otro, dólares sí, dólares no. Lo cierto es que esa comodidad, como ya hemos visto, en contadas ocasiones sale bien. Delegar el manejo de los ahorros que son fruto del esfuerzo laboral no suele ser lo más conveniente. ¿Acaso tiene sentido rendirse ante la comodidad justo cuando se trata de cuidar aquello que tanto nos costó conseguir?

Para quienes se dejan guiar por los cantos de sirena de aquellos que recomiendan inversiones como si se tratara de recetar paracetamol, hoy repasaremos tres apuestas que pueden terminar muy mal: