Tres miradas sobre el bono a cien años que emitió el Gobierno

La colocación de un bono a cien años en el Nueva York tomó al mercado por sorpresa. En un contexto de un apetito inédito por los bonos argentinos, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, salió al mercado a buscar 2.000 millones de dólares con un cupón tentativo de 8,25% y recibió ofertas por 11.000 millones, por lo que se permitió expandir la emisión a 2.750 millones de dólares con un cupón de renta fija del 7,125% anual.

«La colocación fue un éxito y un acierto en el momento de la colocación porque los bonos volvieron al nivel pre-Trump», consideró Gustavo Neffa, analista de Research for Traders, quien también destacó que es una buena señal de confianza el plazo de la emisión.


«Si bien aumentan la proporción de deuda en dólares sobre el total de los compromisos, en el mercado local ha tenido colocaciones en pesos exitosas pero actualmente no es lo que más conviene. Y es una tasa que quedó solo 90 puntos básicos arriba de México», agregó el analista de mercados.