domingo 21 de octubre

Tres preguntas sobre la nueva presidencia en Cuba

Es difícil prever el signo de los próximos tiempos para Cuba. La mayoría de los relatos que circulan sobre el reciente “cambio de poder” en la Isla no ven en el nuevo gobierno, acabado de estrenar, con una nueva legislatura de la Asamblea Nacional y un nuevo jefe de Estado, un factor de cambio radical.

Ahora el rostro del poder es el de un ingeniero nacido en 1960, que no estuvo en la Sierra Maestra pero que acumula una sostenida experiencia en todos los niveles de la actividad política en Cuba. Eso, per se, es una gran novedad. Pero acaso no sea suficiente.


Miguel Díaz-Canel hereda como Jefe de Estado una Cuba de doble moneda, sometida al bloqueo de Estados Unidos y en medio de un enfriamiento de las relaciones con ese país, con una economía deprimida. Un país que, además, envejece aceleradamente y continúa marcado por una fuerte tendencia a la emigración. ¿Se acelerará el proceso de reformas? ¿Cuándo y cómo se modificará la Constitución? ¿Cuál es el estilo de liderazgo deseable? ¿Cambiarán las formas de hacer política en Cuba?

Dejar un comentario