jueves 19 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Tu día a día en internet contamina al año tanto como un viaje en coche de más de 1.000 kilómetros

Santiago Velázquez, de 20 años y vecino de Sevilla, no sabe que él solo, cada año, contamina con su actividad privada en las redes tanto como un viaje en coche de más de 1.000 kilómetros. Ha terminado un módulo de Formación Profesional en programación y comenzado a trabajar en la misma empresa donde hizo las prácticas. La mayor parte de su vida es en la Red. “Yo no contamino”, afirma. Es una percepción generalizada. Las pantallas no echan humo, pero detrás de cada uso hay un entramado gigantesco de servidores y comunicaciones utilizando recursos cada vez mayores para satisfacer la creciente demanda de velocidad y capacidad. Mohamed Cheriet, profesor de Ingeniería de Sistemas en la Escuela Superior de Tecnología de la Universidad de Quebec (Canadá), calcula que el uso de las tecnologías de la información es “responsable del 4% de los gases de efecto invernadero producidos por la actividad humana, ligeramente superior a la industria aeroespacial mundial”. Google ha evaluado que solo en la nube (servidores remotos conectados a internet para almacenar, administrar y procesar datos, redes y programas) hay 600.000 kilogramos brutos de CO₂ en proyectos inactivos. Incluyen desde imágenes inútiles, como las archivadas automáticamente desde los mensajes de WhatsApp, documentación innecesaria y bases de datos obsoletas hasta programaciones desfasadas. Esta es la huella del día a día de un usuario convencional, como el joven sevillano:

Santiago Velázquez se despierta a las 7.30 para trabajar, la mitad de la semana de forma presencial y el resto desde casa. Le despierta un altavoz inteligente conectado de forma permanente a la Red. Según Endesa, estos dispositivos gastan desde dos vatios, estando inactivos, hasta 10 con la música a un volumen alto durante tres horas.

elpais.com  (elpais.com)