sábado 25 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Turismo sin tarjeta, admisión tácita de la crisis de reservas del Central y la necesidad de cortar una «fuga»

Los primeros gestos de reapertura turística dejaron entrever el costo potencial que puede haber para las reservas: en 2019 habían salido u$s7.000 millones.

La limitación a la compra de pasajes aéreos con tarjeta de crédito fue una de las medidas económicas más impactantes del año y, al mismo tiempo, una de las más obvias y anunciadas. Con el levantamiento de las restricciones sanitarias, era inevitable que reapareciera una de las principales «canillas» por las cuales se fugan las divisas: la masiva salida de turistas argentinos al exterior.
De hecho, si hasta ahora los problemas de reservas del Banco Central no habían sido más graves fue «gracias» a la anestesia que supuso la pandemia en el rubro turístico. Pero bastó con el afloje tras la vacunación masiva para que la gravedad del problema se insinuara de inmediato: los datos de septiembre ya marcan niveles que no se veían desde diciembre de 2019.

iprofesional.com  (www.iprofesional.com)