martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Ucrania siempre estuvo cerca: peligro de guerra y el futuro de la Argentina

Tras el fracaso de la última reunión de los jefes de las diplomacias de Estados Unidos y Rusia, Antony Blinken y Serguéi Lavrov, decenas de miles de soldados rusos, con equipamiento bélico pesado, penetraron en la madrugada de este lunes a sangre y fuego en Ucrania desde el este, dejando un número aún no determinado de víctimas, ocupando velozmente amplios territorios rusoparlantes de esa región y amenazando con avanzar hasta la capital, Kiev. Ante eso, Estados Unidos y sus socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) respondieron con una amplia movilización militar en toda la región y con una salva de sanciones que toca el principal nervio de la economía del país agresor: sus exportaciones de energía. «Reclamamos a nuestros aliados en todo el mundo su apoyo en la defensa del ideal de la democracia», urgió el jefe de la Casa Blanca, Joe Biden, en momentos en que se concreta el temor a un choque bélico en Europa con varios actores internacionales, el primero desde la Segunda Guerra Mundial, y las plazas financieras se desploman en todo el mundo.

La apertura de este artículo, claro, es un ejercicio de política ficción destinado a llamar la atención de quienes leen esta nota, pero no así el tuit insertado arriba. Más allá de eso, aunque resulte difícil de pensar, la posibilidad de una derivación extrema de la crisis que se cocina desde hace tiempo a fuego lento parece hoy más cercana. La Alianza Atlántica ordenó este lunes el despliegue de aviones y buques de guerra para «reforzar la disuasión y la defensa» en torno a la frontera ucranio-rusa, Moscú la acusó de «exacerbar las tensiones», Estados Unidos ordenó la salida de Ucrania de las familias de sus diplomáticos apostados en Kiev y recomendó vivamente que sus ciudadanos residentes en ese país hagan lo propio y las principales potencias europeas urgieron a sus nacionales a no viajar a la zona del conflicto o, si están allí, a abandonarla.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)