20.5 C
Buenos Aires
sábado 24 de octubre de 2020
Periodismo . com

Un argentino colabora en el proyecto para derrocar a Kim Jong-un con pendrives

Corea del Norte es uno de los países más cerrados que existen. Ocupa el segundo puesto, tan sólo superado por el país africano Eritrea, de los países con más censura y control de la información; de acuerdo a lo publicado anualmente en el Press Freedom Index elaborado por Periodistas Sin Fronteras. Para romper con este cerco informativo, un grupo está; desde principios de este año, contrabandeando material considerado «subversivo» por el régimen de Kim Jong-un. ¿Cómo? usando los clásico pendrives que ingresan al país de cualquier forma concebible, hasta llevados en globos y soltados desde el aire.

La Fundación Derechos Humanos inició la campaña «Flash Drives para la Libertad» a principios de este año. Los activistas descontentos con la creciente crisis humanitaria en Corea del Norte están llenando las unidades flash (memorias SD, pendrives, etcétera) con la información de todo tipo en un intento por educar al público general y derrocar el régimen de Kim Jong-un. El Director de Estrategia para la Fundación Derechos Humanos, Alex Gladstein, dijo al medio extranjero Business Insider que el frágil gobierno de Corea del Norte «ha intensificado su guerra contra la información de afuera, tanto para restringir el ingreso de información de afuera como fortaleciendo la propaganda interna. El régimen simplemente no puede sobrevivir en un entorno de información abierta». La fundación considera a su operación como una alternativa mucho más eficaz a la acción militar que podría dañar al pueblo de Corea del Norte.

infotechnology.com  (www.infotechnology.com)