Un asado con los “trolls” de Cambiemos

Tienen los teléfonos silenciados porque la cantidad de notificaciones que reciben a diario harían que no pararan de sonar. Pero no los pierden de vista. Mientras se pasan las parrillas ardientes con achuras y asado en una parrilla de Villa Lugano, chequean el WhatsApp y cada tanto lanzan un tuit sobrepoblado de hashtags: “#AsadoDeLaMilitanciaTuitera, #SábadoDeCambiemos, #HaciendoLoQueHayQueHacer, #LosTrollsComenAsado”.

Es 29 de diciembre de 2018. En la calle, el sol del mediodía paraliza. Adentro del restaurante “Paso a paso”, un ventilador gigante no basta para refrescar a los 16 “militantes virtuales” de Cambiemos que exigen no ser llamados trolls, aunque coquetean con la idea.


No son más de 20 y todos tienen arriba de 45 años. Es la primera vez que se ven las caras después de dos meses de trabajo coordinado en decenas de grupos de WhatsApp que crearon para apoyar a Mauricio Macri y militar su reelección en 2019.