miércoles 18 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

¿Un buen susto quita el hipo?

La cantidad de consejos, remedios y sugerencias acerca de posibles curas para el hipo es enorme. Alguno siempre termina funcionando, pero ¿tienen una explicación científica o son “para creer o reventar”?

Porque comimos mucho o demasiado rápido. Porque nos reímos en el preciso instante en el que mordíamos un bocado. Porque la comida estaba muy picante o demasiado caliente. Porque tragamos aire, fumamos o estamos estresados. Básicamente todo lo que hacemos en la vida es capaz de desencadenarnos un episodio de hipo agudo. Pero este hipo que surge en los momentos menos indicados y es capaz de avergonzarnos en las situaciones más solemnes no viene solo. Trae consigo una lista enorme de posibles remedios caseros que familiares y amigos aseguran “infalibles”. Resignados, uno tras otro los vamos probando hasta que, eventualmente, el hipo se va. ¿Funcionan entonces? ¿Acaso la mejor forma de quitar el hipo es, efectivamente, un buen susto?

No todos los hipos son iguales

chequeado.com  (chequeado.com)