Un Corpus Christi anti-Macri, con venia del Papa y amagues de megamarcha federal

    Una remake del Corpus Christi, pero con roles invertidos: el peronismo fuera del poder, atrincherado en una fecha católica, para generar un hecho político contra Mauricio Macri. La analogía, con alta dosis de ironía, la usó un hombre del PRO para hablar de la movilización que ayer enlazó Liniers con Plaza de Mayo, con la presencia de miles de personas y se tradujo en la mayor shock callejero de alerta a la Casa Rosada en ocho meses de gobierno.

    De 20 mil a más de 100 mil personas, según la Policía Metropolitana o la organización, la peregrinación política convocada bajo el escudo de San Cayetano sumó, en el spring final, un respaldo diverso: desde el ex cortesano Eugenio Zaffaroni al PJ que preside José Luis Gioja, del legislador papal Gustavo Vera a gremialistas como Sergio Pallazo de La Bancaria, los ceteístas Hugo Yasky y Pablo Micheli, o dirigentes como Jorge Taiana, Jorge «Huevo» Ceballos y Emilio Pérsico.