lunes 8 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Un «cristianismo impostor» amenaza la democracia estadounidense

Tres hombres, con los ojos cerrados y la cabeza inclinada, rezan ante una cruz de madera toscamente tallada. Otro hombre envuelve sus brazos alrededor de una enorme Biblia presionada contra su pecho como un escudo. A lo largo de la multitud, la gente ondea pancartas de «Jesús salva» y levanta los puños hacia el cielo.

A primera vista, estas instantáneas parecen escenas de un mitin de iglesia al aire libre. Pero este evento no fue un renacimiento; fue lo que algunos llaman una revuelta cristiana. Estas eran fotos de personas que irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, durante un intento de anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

La insurrección marcó la primera vez que muchos estadounidenses se dieron cuenta de que Estados Unidos se enfrenta a un creciente movimiento nacionalista cristiano blanco. Este movimiento utiliza lenguaje cristiano para encubrir el sexismo y la hostilidad hacia los negros y los inmigrantes no blancos en su búsqueda por crear un Estados Unidos cristiano blanco.

Un informe de un equipo de clérigos, académicos y defensores, patrocinado por dos grupos que abogan por la separación de la iglesia y el Estado, concluyó que esta ideología se usó para «reforzar, justificar e intensificar» el ataque al Capitolio de Estados Unidos.

cnnespanol.cnn.com  (cnnespanol.cnn.com)