jueves 19 de julio

Un debate abierto a partir de la caracterización de noticias falsas por Facebook y Chequeado

Barack Obama no nació en Estados Unidos. Cristina Kircher no es abogada. La vacuna triple viral provoca autismo. Aunque se trate de noticias falsas (o fake news, en inglés) mucha gente cree que son ciertas debido a su circulación en las redes sociales e incluso en medios tradicionales. La proliferación de mentiras presentadas como artículos periodísticos es una preocupación entre periodistas, líderes politicos y dirigentes sociales. La influencia que pueden tener en resultados electorales o en la conducta de las personas hizo sonar alarmas en Estados Unidos y Europa y puso la lupa sobre Google y Facebook, las plataformas por las que más se distribuye este tipo de información. Esas compañías, entonces, trataron de buscar la forma de combatir la difusión de noticias falsas. Pero esto provocó nuevos problemas e interrogantes. ¿Qué es una noticia falsa? ¿Cómo se define que una noticia es falsa? ¿Quién lo define? ¿Cómo se controlan? ¿Quiénes las controlan? ¿Con la excusa de combatir las noticias falsas no se ejerce en realidad un control global de la información?

En la Argentina, Facebook hizo en mayo un convenio con la ONG Chequeado, especialista en periodismo de datos y miembro de Red Internacional de Fact Checking (IFCN). Ambos presentaron esta alianza como parte de los esfuerzos por combatir la desinformación y para que las personas puedan tomar decisiones más informadas sobre las noticias que consumen. Facebook inició este programa de verificación de noticias a nivel global en diciembre de 2016 y actualmente tiene 25 “socios” verificadores en 14 países. En Estados Unidos, también usa inteligencia artificial (machine learning) que se basa en artículos ya auditados.


Dejar un comentario