23.8 C
Buenos Aires
martes 20 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Un desayuno abundante puede combatir la obesidad

Muchos de nosotros tomamos café y un bocadillo rápido en la mañana, y comemos más conforme pasa el día, con un almuerzo de tamaño medio y la comida más abundante del día en la tarde. Sin embargo, cada vez más investigaciones en torno al peso y la salud sugieren que quizá estamos haciendo todo al revés.

Una revisión de los patrones alimenticios de 50.000 adultos a lo largo de siete años proporciona la evidencia más reciente que sugiere que deberíamos ingerir la cantidad más grande de calorías al inicio del día para activar nuestro metabolismo y prevenir la obesidad, comenzando con un desayuno copioso y pasando después a un almuerzo más pequeño y una cena ligera… o a no cenar en absoluto.

Se requiere más investigación, pero una serie de experimentos en animales y algunas pruebas pequeñas en humanos han señalado lo mismo, pues sugieren que observar el reloj, y no solo las calorías, podría desempeñar un papel más importante en el control de peso de lo que se reconocía anteriormente.

Quizá no es sorprendente que el estudio más reciente descubrió que quienes comieron bocadillos además de sus tres comidas al día tendieron a subir de peso con el tiempo, mientras que quienes solo comieron una o dos comidas al día tendieron a perder peso, incluso en comparación con quienes solo comieron tres comidas al día.

nytimes.com  (www.nytimes.com)