lunes 10 de diciembre

Un gigantesco muro submarino: la desesperada solución contra el deshielo de la Antártida

De entre los múltiples y variados retos que afronta la humanidad en su largo plazo, el deshielo de los polos es uno de los más preocupantes. Al fin y al cabo alrededor del 40% de la población mundial vive en regiones costeras, y un aumento drástico del nivel del mar, como al que nos conducimos en un puñado de años, tendría consecuencias alarmantes. ¿Qué hacer para detener la progresiva pérdida de masa de los glaciares árticos y antárticos? Una opción: construir un muro.

¿Qué? La idea proviene de un estudio publicado en The Cryosphere, un journal científico enfocado a la geología, y firmado por Michael Wolovick y John Moore, de la Universidad de Princeton y de Beijing. En el trabajo, ambos proponen levantar una enorme lámina artificial, formada por rocas y sedimentos varios, capaz de ejercer de “barrera artificial” ante las corrientes submarinas cálidas que deshielan la base de los glaciares. Su descomposición, de este modo, se ralentizaría.


La investigación se centra en el glaciar Thwaites, uno de los más grandes de la Antártida y responsable del 4% del deshielo global.

Dejar un comentario