Un Hot Sale «bien argentino»: el récord de ventas, empañado por ola de quejas sobre publicidad engañosa

El Hot Sale versión 2017 viene respondiendo bien en cuanto al nivel de ventas. Sin embargo, en esta cuarta edición, dos puntos no pasaron desapercibidos.

Por un lado, mientras que en ediciones anteriores el foco de los consumidores estaba más centrado en los viajes o en artículos electrónicos más costosos -lo que implicaba un valor promedio por ticket elevado-, ahora ganan terreno productos de menor precio, desde alimentos hasta indumentaria.


Pero lo que más llamó la atención fueron las crecientes quejas de usuarios a través de las redes sociales, ya sea porque no encontraban las ofertas y descuentos prometidos o porque, en cuestión de minutos, ya no había más stock disponible.

Frente a las críticas, desde la propia Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), que viene impulsando esta movida para alentar a los consumidores a perder el miedo a comprar por Internet, admitieron que en algunos casos pudieron no haberse respetado los descuentos.