Un impuesto a WhatsApp: la medida de Líbano para reducir parte de su gigantesca deuda

Hace año y medio, Mark Zuckerberg apuntalaba una de las máximas históricas de Facebook: no debes pagar por su uso. «Siempre habrá una versión que sea gratuita», explicó, para gran escándalo de la prensa tecnológica ante la posibilidad de que se desarrollaran «otras versiones» de pago. Similares rumores han rotado en torno a WhatsApp durante los últimos años, sin que ninguno se sintetizara en un modelo de pago mensual similar al de otras aplicaciones. Es gratis. Úsalo. Pero una cosa es lo que Zuckerberg desee para sus servicios y otra muy distinta los intereses de los estados soberanos.

El último ejemplo es el Líbano.